Pasar al contenido principal

Vuelo comercial aterriza de emergencia en Guatemala tras despegar rumbo a Honduras

Vuelo comercial aterriza de emergencia en Guatemala tras despegar rumbo a Honduras

Un vuelo comercial de Transportes Aéreos Guatemaltecos (TAG Airlines) realizó un aterrizaje de emergencia este miércoles tras sufrir desperfectos técnicos minutos después de despegar con 20 personas a bordo con destino a la ciudad hondureña de San Pedro Sula, reportaron medios locales.

 

"El Aeropuerto Internacional La Aurora activó sus protocolos de emergencia tras una alerta reportada por la tripulación del avión que pertenece a la aerolínea TAG cuando se dirigía a Honduras", informó el diario Prensa Libre.

 

Sputnik contactó con la aerolínea para precisar detalles sobre las fallas del vuelo TAG 320, pero la compañía todavía trabaja en un reporte oficial del incidente.

 

El portavoz de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Juan Pablo Morales, adelantó que minutos después de despegar el SAAB 340 (un bimotor de turbohélice fabricado en la década de 1980) la tripulación reportó la activación de una luz de alarma en el tablero de controles, por lo cual anunciaron su retorno a pista.

 

"Ninguno de los pasajeros resultó herido gracias a la pronta acción de los tripulantes, que al ver la alerta iniciaron de inmediato los protocolos de seguridad establecidos", explicó Francis Argueta, titular de la DGAC, quien precisó que las ambulancias acudieron como está establecido, pero nadie necesitó atención médica.

 

El Departamento de Comunicación de la DGAC agregó que el incidente no provocó retrasos en los vuelos programados, pero a los pilotos que estaban por aterrizar se les pidió que dieran otra vuelta para atender la emergencia.

 

Fundada en 1969, TAG Airlines tiene sus hangares en el propio Aeropuerto Internacional La Aurora, de Guatemala, y cubre principalmente las rutas hacia Honduras, Belice y varios destinos turísticos del entorno maya.

 

Las naves de TAG sufrieron sendos accidentes en 2005, 2008 y 2012, pero en ninguno de los casos murió ningún pasajero o miembro de la tripulación.

SIGUE CONECTADO