Cumple 42 años Salvador Cabañas, el jugador que tocó el cielo y conoció el infierno

Foto: Enfoque

Salvador Cabañas estaba en el mejor momento de su carrera, era ídolo del América y el mejor jugador del futbol mexicano, además de figura de su selección a unos meses del Mundial de Sudáfrica, pero una mala decisión lo puso de frente a la muerte pues en el Bar Bar sufrió un disparo en la cabeza que lo hizo conocer el infierno

 

Este 5 de agosto, “Chava” cumple 42 años, si bien el exfutbolista goza de salud y sigue estando vigente en la memoria de los aficionados que lo vieron jugar, los recuerdos de aquel goleador se quedaron en el terreno de juego, teniendo que iniciar el paraguayo otro camino que lo lleve hacia la gloria.

 

En su etapa como futbolista, Salvador Cabañas con su capacidad goleadora supo dejar su huella en el Club América. Para el paraguayo, Coapa fue la tercera parada en su estadía dentro del futbol mexicano, circuito al que llegó en 2003 para vestir los colores de los Jaguares de Chiapas. A mediados del año 2005 estuvo seis meses a préstamo en los Tigres de la UANL y, un año después, coordinaría su arribo al azulcrema, conjunto en el que viviría su mejor momento como delantero.

 

La evidencia de lo que Cabañas significó para el futbol paraguayo hace unos años queda evidenciado en este tipo de felicitaciones por parte de la cuenta oficial de la selección paraguaya, no olvidando al que muchos consideran el último goleador o el último 10 de la Albirroja.

 

 

La llave del éxito “Chava” la tenía ya en sus manos para 2010 donde era una leyenda para el América y un referente para su selección, hablándose de Manchester United como su nueva casa luego del Mundial en Sudáfrica, pero todo esto se vino abajo luego de aquel fatídico 25 de enero de 2010 donde un disparo lo alejo de forma definitiva de las canchas.

 

Doce años después de aquel atentado en su contra, Cabañas continua adelante manteniéndose lo más cerca posible del futbol, intentando por todos los medios seguir vigente en el deporte que le concedió la oportunidad de ver el éxito por un breve momento.

 

 

Notas Relacionadas