Criptomonedas, herramienta no apta para todos: catedrático UPAEP

Foto: Unsplash

La fiebre de las criptomonedas podría no ser para todas las personas pues debido a su volatilidad, implica un alto riesgo incluso para usarla en intercambios comerciales comunes.

 

Así lo estimó el catedrático de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, Anselmo Chávez Capó, quien en conferencia de prensa hizo un análisis sobre esta herramienta.

 

Chávez Capó señaló que los primeros inconvenientes que tienen las criptomonedas es que no son dinero físico, sino que es una especulación entre particulares.

 

Detalló que las criptomonedas se basan en la oferta y la demanda y su valor se fija según el valor que le den los usuarios de la criptomoneda, por lo que su valor podría variar para bien o para mal.

 

Otro inconveniente que ofrecen es que al no ser un medio físico dependen de un wallet o monedero, cuyo acceso es a través de una clave única y en caso de que la pierdas habrás perdido toda tu inversión.

 

Esto sucede porque no tiene un respaldo de una institución financiera a la que puedas acudir para hacer aclaraciones o cambiar tu contraseña, situación que sí puedes hacer con los bancos tradicionales.

 

El académico explicó que en el mercado existen más de 10,000 tipos de criptomonedas, pero son cinco las que acumulan el 75 por ciento del valor de capitalización y que asciende a 800 billones de dólares.

 

Estas criptomonedas son: Bitcoin, Ethereum, Tether, USDCoin y Binance Coin. Por ejemplo, en el caso del Bitcoin una unidad de esta moneda vale aproximadamente 22,000 dólares, que representa aproximadamente 400,000 pesos.

 

Chávez Capó señaló que no cualquiera puede comprar criptomonedas pues son transacciones que solamente se pueden hacer a través de empresas intermediarias, lo cual también hace a los clientes susceptibles de fraudes.

 

El académico concluyó que actualmente no ve viable el uso de la criptomoneda como un método de pago o de transacción normal, pues incluso los inversionistas pueden perder hasta el 50 por ciento de su capital.

 

En este sentido consideró que debe de ser más para clientes con capital diverso que pueda amortiguar inversiones a largo plazo, permitiendo así que las pérdidas se vuelvan ganancias.

Notas Relacionadas