Experta mexicana descarta nuevo virus ante coexistencia de COVID-19 e influenza

Foto: Pixabay

Aunque recientemente se está utilizando el término "flurona" para describir una doble infección por COVID-19 e influenza, su uso es erróneo, ya que son dos epidemias "independientes", "no es un nuevo virus" y "confunde" a la gente, fustigó hoy la viróloga mexicana Susana López Charretón.

 

"Esta cosa que le están llamando flurona viene del nombre 'flu', que le llaman así a una infección de virus de influenza, y 'rona' por corona (virus), es como juntar dos palabras, pero en realidad es un mal término porque lo que está pasando en algunos casos es que las personas se están infectando con dos virus a la vez (...) son dos infecciones independientes y está sucediendo en esta época porque estamos en invierno y es el pico epidémico de influenza", explicó en entrevista con Xinhua la especialista del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

En un encuentro virtual, la catedrática dijo que si bien esta coexistencia viral se está dando en diversos países, por ahora, "no hay un efecto sumatorio de esta coinfección".

 

Aclaró que si bien los síntomas de la influenza "son muy similares" a los del SARS-CoV-2, la ventaja, expuso, es que para el primer caso existen antivirales "muy bien indicados" contra esa infección, mientras que para la COVID-19 por ahora solo hay disponibles vacunas.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tanto la COVID-19 como la influenza son enfermedades respiratorias que pueden causar síntomas similares, como tos, dolor de garganta, secreción nasal, fiebre y dolor de cabeza. Asimismo, las dos enfermedades pueden propagarse a través de gotitas y aerosoles cuando una persona infectada respira, tose o estornuda.

 

Consideró necesario mantener las medidas sanitarias aplicadas hasta ahora, como el lavado de manos, el uso de mascarillas y evitar asistir a lugares concurridos, a fin de cortar el avance de esta coinfección.

 

Asimismo, urgió a seguir manteniendo las campañas de vacunación contra la COVID-19, así como la inoculación anual contra la influenza, que desde hace varios años se realiza en meses fríos.

 

Expertos han indicado que la influenza tiene un periodo de incubación de tres días, y para esta existe antiviral y vacuna, mientras que el periodo de incubación de la COVID-19 es de entre cinco y siete días de media, se disemina más fácil, causa mayor gravedad en algunas personas y cuenta con un periodo presintomático con una mayor contagiosidad.

 

Para la experta lo que sí es "alarmante" es el aumento de la propagación de la COVID-19 en las últimas semanas, detallando que actualmente ya hay presencia de la nueva variante ómicron en unos 150 países.

 

Finalmente, apeló porque la sociedad cambie de perspectiva y busque vacunarse no solamente contra la influenza, sino también contra la COVID-19.

 

La coexistencia viral de la COVID-19 y la influenza se ha registrado con anterioridad en países como Estados Unidos, donde hubo casos de pacientes con doble infección en 2020, mientras que Brasil fue el primer país de América Latina en detectar un caso de coinfección de este tipo a principios de enero.

Notas Relacionadas