Sexagenario confunde un cocodrilo de verdad con uno de plástico y termina en el hospital

Foto: Pixabay

Fracturas óseas y ocho heridas en el brazo y el muslo izquierdos fue el resultado de un ataque de cocodrilo que sufrió un hombre de 68 años, en un parque temático en Filipinas, pues confundió al reptil con uno de plástico. La víctima fue llevada al hospital y fue sometida a varias operaciones.

 

Según informan medios locales, Nehemias Chipada, de 68 años, visitó con su familia el parque temático Amaya View, y durante su recorrido el hombre ingresó a un estanque para tomarse una selfie junto a un cocodrilo, el cual confundió con una réplica de plástico.

 

El cocodrilo de cuatro metros permaneció inmutable mientras la víctima posaba sujetando el teléfono con la mano derecha; sin embargo, se despabiló y en un rápido movimiento se arrojó sobre el brazo izquierdo del hombre y lo arrastró hacia el agua, para devorarlo.

 

Las imágenes de los hechos fueron captadas en un video que fue difundido en internet, en el que se ve a Nehemias luchar para liberarse del enorme reptil, que sujetaba su brazo izquierdo entre sus fauces. Tras liberarse el hombre fue atendido en el sitio y luego fue trasladado al hospital.

 

En el nosocomio los médicos determinaron que Nehemias sufrió fracturas óseas y ocho heridas en el brazo y el muslo izquierdos, las cuales requirieron puntos de sutura. Además, en el ataque el cocodrilo perdió un colmillo de cinco centímetros, el cual se quedó alojado en el brazo de la víctima, por lo que tuvo que ser operada varias veces.

 

Por su parte, los familiares del hombre responsabilizan al centro turístico ya que no había carteles que adviertan de mantenerse alejados del reptil. El parque aceptó cubrir los gastos del tratamiento del paciente, aunque negó ser negligente en el aviso a los turistas.

 

Por último, Peter Guibone, director general de Amaya View, informó que no se había registrado ningún accidente similar desde 2017, cuando fue inaugurado, ya que los animales salvajes y domésticos habitan el Arca de Noé, una estructura que se asemeja a la nave bíblica.

Notas Relacionadas