Muestran ambulantes de Antorcha ambición sin límites

Foto: Enfoque

El Ayuntamiento de Puebla, a cargo de Eduardo Rivera Pérez, ha tomado muy en serio el tema del reordenamiento del comercio informal en la Angelópolis, problema que la administración pasada dejó crecer de manera preocupante.

 

Con las obras que han iniciado en la tradicional calle 5 de mayo en el centro histórico de la capital, es necesario evitar que los comerciantes ambulantes tomen nuevamente las calles, pues provocan una muy mala imagen urbana.

 

El diálogo con varios líderes de comerciantes ambulantes va por buen camino, pero no podían faltar aquellos que buscan sacar mayores beneficios sin ofrecer nada a cambio, siendo vendedores informales de Antorcha Campesina expertos en este tipo de mañas.

 

El alcalde Eduardo Rivera puso sobre la mesa 500 plazas laborales para vendedores que quisieran dejar la informalidad, acción que no cualquier gobierno ofrece y que se pone como una gran oportunidad para contar con un empleo en regla.

 

Sin embargo, este ofrecimiento ya fue rechazado por algunos “líderes”, destacando los agremiados a Antorcha Campesina, que han señalado que solo dejarán la informalidad si el Ayuntamiento les garantiza buenos sueldos.

 

Lo anterior resulta criticable y hasta una burla por parte de este grupo acostumbrado a las dádivas, ya que ni siquiera es obligación del Ayuntamiento de Puebla ofrecer empleo a personas que evidentemente hacen una acción fuera de toda legalidad.

 

El problema no viene totalmente por parte de los vendedores informales, pues muchos de estos están sometidos a las decisiones que tomen los “líderes”, que solo ven en estos comerciantes una mina de oro.

 

Es una realidad que estos “líderes” buscarán boicotear toda propuesta que haga el Ayuntamiento de Puebla para terminar con el comercio informal, pues lo que realmente interesa a agrupaciones como Antorcha Campesina es obtener beneficios a base del chantaje.

 

De cualquier manera, luce complicado que el Ayuntamiento de Puebla ceda a sus criticables peticiones, por lo que varios vendedores ambulantes perderán la oportunidad de sumarse a la fuerza laboral legal de la capital.

Notas Relacionadas