Perfiles con experiencia y capacidad, sin cabida en el IEE

Foto: Enfoque

Está lista la terna de aspirantes que será avalada este martes para convertirse en los nuevos consejeros del Instituto Electoral del Estado de Puebla (IEE); los tres tienen el camino allanado para llegar a esta posición.

 

Juan Carlos Rodríguez López, Susana Rivas Vera y Miguel Ángel Bonilla Zarrazaga son los elegidos para convertirse en nuevos consejeros del IEE, un organismo manchado por el mal trabajo desempeñado en las últimas jornadas electorales.

 

 

Aunque dos de estos aspirantes han laborado en el IEE y en la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), ninguno parece tener experiencia suficiente para laborar como consejero electoral, por lo que su designación genera muchas dudas.

 

Y es que el IEE nunca ha dado entrada a perfiles con verdadera experiencia y capacidad en materia electoral, lo que se ve reflejado en los malos resultados que ha dado en los últimos años.

 

En Puebla hay gran cantidad de académicos, personas de la sociedad civil con estudios políticos y expertos en materia electoral, pero que parecen estar vetados de poder ocupar algún día el cargo de consejero electoral.

 

Muchos de estos personajes expertos en materia electoral y política han decidido mejor ni siquiera buscar ingresar al IEE, debido a que este instituto está muy devaluado ante la sociedad poblana, contando con nula credibilidad hacia su trabajo.

 

Además, el llegar a trabajar al IEE parece un premio muy grande, debido a que la labor de este instituto se reduce a unas cuantas sesiones y el sueldo que perciben los consejeros es muy generoso, por lo que se convierte en un lugar atractivo para “laborar”.

 

 

Lo cierto es que al menos en los próximos años no se podrá ver a un IEE con gente verdaderamente preparada para llevar a buen puerto asuntos electorales en el estado, provocando una inestabilidad política constante.

 

Se espera que estos nuevos consejeros rompan con la tendencia y de verdad lleven a cabo un buen trabajo en el IEE, pues es muy necesario para comenzar a limpiar la imagen de este maltrecho instituto.

Notas Relacionadas