Pasar al contenido principal

Emplear la Inteligencia artificial genera crecimiento económico y bienestar social

Emplear la Inteligencia artificial genera crecimiento económico y bienestar social

Aunque la inteligencia artificial (IA) promete revolucionar la industria y mejorar la vida de las personas en muchos aspectos, esta sigue teniendo estigmas a su alrededor como el miedo al reemplazo en el trabajo, desigualdad en los ingresos y el temor a depender de las máquinas. De acuerdo a un sondeo hecho por las empresas CNCB y Survey Monkey, el 37% de las personas con edades de entre 18 y 24 tienen miedo de que la IA las deje sin trabajo en el futuro. No obstante, un estudio hecho por el departamento de Inteligencia Artificial Centrada en el Ser humano (HAI) del Instituto de Stanford trata de desmentir estas creencias y ha demostrado cómo emplear la Inteligencia artificial genera crecimiento económico y bienestar social.

 

Con el objetivo de comprender los efectos de la IA en la sociedad, los investigadores examinaron la cantidad de ofertas de trabajo relacionadas con el desarrollo de esta tecnología en diversas ciudades de Estados Unidos. Al utilizar el índice de IA del HAI, un software de código abierto que rastrea datos sobre el uso de la IA, descubrieron que las ciudades donde se empezó a emplear esta tecnología a inicios de la década pasada, hoy tienen mayor crecimiento económico.

 

Posteriormente los investigadores estudiaron cómo este crecimiento se relacionaba con el bienestar de las personas, para ello utilizaron datos recogidos por Gallup sobre bienestar social y encontraron que la relación entre progreso económico, tecnología y bienestar social dependía de las capacidades de la ciudad al aprovechar sus capacidades en la industria y la educación. Así si bien las ciudades donde se emplea más la inteligencia artificial mostraron un mayor crecimiento económico, este progreso se ve limitado sólo a las ciudades con mejor infraestructura tecnológica y más universidades.

 

Esto último genera cierta polémica sobre el progreso, aunque la revolución tecnológica se instala cada vez más en la sociedad y este cambio viene acompañado de miedo por parte de la fuerza laboral que piensa puede perder sus empleos y medios para ganarse la vida, la realidad es otra. La tecnología eliminará muchos trabajos en el futuro pero también creará otros. Un estudio de Gartner Research indica aunque se perderán 1.8 millones de empleos a causa de la innovación tecnológica para 2025, de igual manera se crearán 2.3 millones de nuevos, empero, la demanda no cubrirá la oferta.

 

A pesar de la gran innovación tecnológica, las empresas siguen teniendo problemas para encontrar personal calificado e incluso declaran, tienen más máquinas modernas que personal especializado, la Asociación Nacional de Fabricantes (NAM), por ejemplo, informó el 89% de los empresarios les cuesta trabajo encontrar trabajadores especializados y además indican esta situación probablemente no cambiará a corto plazo debido a la poca inversión que se le da a la educación.

 

Los hallazgos de la investigación hecha por el Instituto de Stanford son intrigantes pero correlativos, aseguran los mismos investigadores, pues a pesar de que emplear la Inteligencia artificial genera crecimiento económico, su estudio no puede concluir totalmente si la IA es el único factor en la mejora observada del bienestar social. Aunque se requieren estudiar otros aspectos para comprender mejor el panorama, los investigadores sienten satisfacción con sus resultados porque indican su investigación es una contribución importante para quitar los estigmas que aún prevalecen en muchas personas entorno a la IA y su relación con la calidad de vida y la economía.

SIGUE CONECTADO