Pasar al contenido principal
Con los pelos de la burra

La guarida ambulante de Luisito Bancko

Gustavo Mirón Reyes

Asustado por la investigación en su contra, cierto exalcalde llamado Luisito Bancko buscó resguardarse de las autoridades con sus viejos amigos, los ambulantes, quienes le tenían muchas cuentas guardadas.

 

Aquí la historia…

 

Luisito Bancko (susurrando): Aquí nadie me encontrará. Entre estos puestos me esconderé. Soy tan inteligente, soy cinta negra, soy un ninja, soy robocop, soy…

 

Líder ambulante: ¡Un idiota!

 

Luisito Bancko: ¡Qué!

 

Líder ambulante: ¡“Un idiota”, “Secreto de amor”, “Tatuajes” y demás éxitos de Joan Sebastian en MP3! ¡Pásele, güerito! ¿Qué va a llevar?

 

Luisito Bancko: ¡Chin! ¿Me habrá visto? Ojalá y no. Le quedé mal con sus permisos chuecos.

 

Líder ambulante: ¡No se haga, güerito! Si ya lo vi escondido junto a doña Pelos, la de los elotes, hasta acá le veo la mazorca y la mayonesa embarrada en esa barba de teporocho.

 

Luisito Bancko: Ejem… no, gracias, ya tengo mi playlist del Joan en el “esputifai”.

 

Líder ambulante: ¡Chale, chale, chale! Esas cosas nomás nos quitan nuestras fuentes de ingresos, me recuerda a cierto exalcalde que nos quedó mal y se fue con nuestra lana. Pero deje que lo encontremos, le va a caer la… ¡“Anuma”! ¡Si tú eres el Luisito Bancko!

 

Luisito Bancko: No, amigo, me confunde.

 

Líder ambulante: ¡Cómo chin… no! ¡Ya valistes, ese”! “Saltapatrás”, traite los machetes y avísales a todos los compañeros que ya encontré al Bancko. Ahora sí vamos a romperle toda su…

 

Luisito Bancko: ¡Madre! ¡Hable con su hijo! Recuérdele todo lo bueno que hice por ustedes.

 

Madre: Pus yo me acuerdo de los permisos chuecos para vender en la vía pública.

 

Luisito Bancko: Ándele, esos.

 

Madre: De los apoyos para comprar los puestos.

 

Luisito Bancko: Así es.

 

Madre: De dejarnos instalar en el Gateo Bravo.

 

Luisito Bancko: ¡Ya ve, sí se acuerda!

 

Madre: ¡Sí! Me acuerdo que nos prometistes todo eso y solo te juistes con nuestra lana. ¡Encuérenlo y échenle gasolina!

 

Líder Ambulante: ¡Agüelita soy tu nieto! ¡A ver, Bancko, defiéndete! ¡No muy karateca! ¡Órale, che.. Cobra Kai región 4!

 

Luisito Bancko (haciendo movimientos de karate): ¡Kiai!

 

Líder Ambulante: ¡Qué kiai ni qué Manuel Asnoldo dando clases de combate a la corrupción! ¡Amárrenlo al carrito del tamalero! ¡Sentadito en el anafre!

 

Luisito Bancko: No, carnalito, te prometo que les regreso la lana, solo deja que me suba a los camiones a cantar, también le hago a eso.

 

Líder ambulante: Ah, con que te gusta cantar.

 

Luisito Bancko: Sí, hasta tenía un dueto que se llamaba “Sinvergüenza”.

 

Líder ambulante: ¡Pus corre y canta en la comandancia! Tamalitos, llévatelo directo a Laguayo House para que se lo ajusticien.

 

Tamalitos: ¡Cámara, mi líder! Lleve sus feos y mañosos exalcaldes marrulleros. Hay exalcaldes karatecas, exalcaldes cantantes. Pida sus güeros desabridos exalcaldes raterillos.

SIGUE CONECTADO