Pasar al contenido principal

Banco de México baja 0.3% previsión de crecimiento en 2020

Banco de México baja 0.3% previsión de crecimiento en 2020

El Banco de México (Banxico) recortó este miércoles su pronóstico de crecimiento de la segunda economía latinoamericana para 2020, a un rango de entre 0.5 y 1.5 por ciento, menor a su anterior pronóstico que era una franja de entre 0,8 y 1,8 por ciento.

 

"Las perspectivas de crecimiento de la economía mexicana para 2020 se revisan de un intervalo de entre 0.8 a 1.8 por ciento a uno de entre 0.5 a 1.5 por ciento", indica el informe trimestral octubre-diciembre 2019 del organismo estatal autónomo.

 

Para el próximo año 2021 "se estima que la expansión del PIB (Producto Interno Bruto) se encuentre en un intervalo de entre 1.1 a 2.1 por ciento", es decir, un 0.2 por ciento menor, comparado con la previsión del informe trimestral anterior (julio-septiembre 2019), que fue de 1.3 a 2.3 por ciento, indica el documento.

 

En parte, explica la autoridad monetaria, la revisión a la baja del pronóstico para 2020 responde, "a una menor base de crecimiento a la esperada anteriormente, derivada, a su vez, de la ligera reducción de la actividad económica reportada para el cuarto trimestre de 2019".

 

Asimismo, estas previsiones anticipan "una recuperación más gradual de la demanda interna a lo largo del horizonte de pronóstico".

 

Este comportamiento ocurre en un contexto en el que "prevalece la debilidad de la economía global y en el que, en particular, las expectativas para la producción industrial en EU se han vuelto a revisar a la baja".

 

Asimismo, Banxico señala que existe un "alto grado de incertidumbre" alrededor de estas perspectivas, y considera que la economía mexicana "continuará enfrentando un entorno complejo en el horizonte de pronóstico".

 

La actualización a la baja es la cuarta que aplica la institución a sus pronósticos de crecimiento para 2020.

 

La primera previsión hecha por el banco central sobre el comportamiento económico en este año fue publicada el 28 de noviembre de 2018, marcada por el optimismo, días antes del comienzo de la administración de Andrés Manuel López Obrador, el 1 de diciembre de aquel año.

 

El pronóstico fue un crecimiento esperado de entre dos y tres por ciento del PIB, arriba de la mediocres tasas de dos por ciento promedio de la última década en este país.

 

El primer recorte al pronóstico del año en curso llegó el 27 de febrero de 2019, cuando Banxico lo redujo 0.3 por ciento, para colocarlo en un rango de entre 1.7 y 2.7 por ciento.

 

Pero llegarían dos recortes más: el 28 de agosto pasado, un 0.2 por ciento menos; y otro más drástico, que fue 0.7 por ciento menor, el 27 de noviembre pasado, a un intervalo de entre 0.8 y 1.8 por ciento.

 

Por lo tanto, esta cuarta rebaja de 0.3 por ciento anunciada en la previsión de crecimiento de 2020 significa que la expectativa se ha venido abajo un acumulado de 1.5 por ciento.

 

Este anuncio pesimista se suma a la confirmación de que la economía mexicana se contrajo 0.1 por ciento durante el año pasado, hecha el martes pasado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial también bajaron sus pronósticos de crecimiento para este país: de 1.3 a uno por ciento, y de dos a 1.2 por ciento, respectivamente.

 

Pero el Gobierno mantiene su estimación de crecer entre 1.5 y 2.5 por ciento, según el presupuesto presentado al Congreso en diciembre pasado.

SIGUE CONECTADO