Pasar al contenido principal

¡Demencial! Mujer robaba perros y los refrigeraba

Una mujer identificada como Vanessa N., fue detenida por la Policía Municipal de Puebla luego de que vecinos de Bosques de San Sebastián descubrieron que en su departamento guardaba y refrigeraba bolsas con restos de perros que presuntamente robaba y recogía de la calle.

 

El hallazgo se hizo gracias a una familia que buscaba a su perro de raza french poodle, extraviado desde hace varios días. La tarde de este jueves, recibieron una llamada alertándolos sobre su paradero, indicándoles que estaba en el departamento número 4 del edificio 52, en la Calle 1B.

 

Los dueños llegaron hasta este sitio, donde les abrió la puerta quién ahora se sabe responde al nombre de Vanessa. Al preguntarle sobre el paradero de su perro, la mujer se mostró evasiva, por lo que el dueño del can decidió silbar y fue en ese momento cuando su mascota respondió a la llamada.

 

Por tal motivo, Vanessa salió del departamento y los dueños del cuadrúpedo tuvieron que llamar a la policía, indicando que su mascota y otros animales estaban secuestrados por esta mujer, quien negaba que los perros fueran robados.

 

A través de redes sociales se viralizó lo ocurrido, por lo que varios vecinos, quienes tenían mascotas extraviadas, comenzaron a llegar al departamento buscando a sus perros o gatos; sin embargo, ante la negativa de la policía forzaron la puerta para entrar a rescatarlos.

 

 

 

En los videos difundidos en redes sociales se puede ver cómo los vecinos descubren que hay bolsas negras dentro de tambos y dentro de un refrigerador, las cuales en su interior contenían cadáveres de perros, también se aprecia una habitación en cuyo interior se escuchaban perros ladrando.

 

En el lugar comenzaron a circular diversas versiones entre los vecinos, como que la mujer se dedica a vender carne enchilada, otra que supuestamente la distribuía en diferentes taquerías de la zona y una más que la carne de los perros era para consumo de ella y su familia.

 

En el departamento también estaban dos menores de edad, hijos de Vanessa, uno de ellos con una discapacidad motriz, quienes fueron identificados como Eduardo y Kevin, y defendieron a su madre, negando que ella les diera de comer carne de perros o gatos.

 

Los menores quedaron al resguardo del DIF, mientras que la mujer fue llevada a Rancho Colorado por la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla, que se encargará de definir si está dentro de sus facultades mentales para enfrentar un proceso legal.

 

Como parte del protocolo, Protección Animal se encargó de trasladar a los perros, gatos, conejos, palomas y otros animales que estaban hacinados en este departamento, donde se espera que sus legítimos propietarios puedan acudir a identificarlos y reclamarlos.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO