Pasar al contenido principal

Morir de tristeza: cada 40 segundos hay un suicidio en el mundo

El suicidio es un problema presente en todo el mundo pero que no a todos afecta por igual. Para combatirlo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide a los gobiernos que regulen el acceso a pesticidas y armas de fuego. En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio este 10 de septiembre, Sputnik e Imagen Poblana te explican por qué.

 

Uno de los grandes problemas de salud pública es el suicidio: una persona se mata cada 40 segundos. Según la OMS cada año más de 81.000 personas se quitan la vida en la región, el 56% de ellas en Estados Unidos y Canadá.

 

"Cada muerte es una tragedia para familiares, amigos y colegas. Sin embargo, los suicidios son prevenibles. Hacemos un llamado a todos los países para que incorporen estrategias comprobadas de prevención del suicidio en los programas nacionales de salud y educación de manera sostenible", dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, según un comunicado en la web de la institución.

 

En las últimas décadas, y en particular desde 2000, se han desarrollado varias estrategias nacionales de prevención del suicidio. No obstante, sólo 38 países cuentan con políticas orientadas a tratar el tema.

 

Una de las estrategias que recomienda la OMS es regular la compra de plaguicidas: según plantean en su último informe, es la intervención que tiene el potencial "más inminente" para reducir el número de suicidios, ya que uno de los métodos más comunes para matarse es el autoenvenenamiento. La alta toxicidad de muchos pesticidas significa que tales intentos de suicidio a menudo conducen a la muerte, particularmente en situaciones donde no hay antídoto o donde no hay instalaciones médicas cercanas.

 

Además de la regulación de los pesticidas, la OMS considera que también debería restringirse el acceso a armas de fuego, que junto con el ahorcamiento, son los otros dos métodos de suicidio más comunes.

 

También los gobiernos deberían hacer hincapié en educar a los medios de comunicación sobre la cobertura responsable del suicidio; implementar programas entre los jóvenes para desarrollar habilidades para la vida que les permitan hacer frente a las tensiones de la vida; e identificación temprana, manejo y seguimiento de personas en riesgo de suicidio.

 

"El suicidio es un tema complejo, con una multitud de factores intervinientes, por lo tanto no hay una sola respuesta a este problema", indicó Claudina Cayetano, asesora regional en suicidio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

 

Cayetano explicó que las estrategias de prevención abarcan la vigilancia, la restricción de los medios utilizables para consumar el suicidio, directrices para los medios de difusión, la reducción del estigma y la concientización del público, así como la capacitación del personal de salud, educadores y policías, entre otros.

 

Este 10 de septiembre la OMS, en colaboración con otras organizaciones mundiales, lanzó la campaña '40 segundos de acción', que terminará dentro de un mes, en el Día Mundial de la Salud Mental, cuyo enfoque este año también es la prevención del suicidio.

 

Cifras:

 

La tasa global de suicidio estandarizada por edad para 2016 fue de 10,5 personas entre 100.000. No obstante, la OMS aclara que las tasas variaron ampliamente entre países, desde cinco muertes por suicidio cada 100.000 personas, hasta más de 30 cada 100.000.

 

Mientras que el 79% de los suicidios del mundo ocurrieron en países de bajos y medianos ingresos, los países de altos ingresos tuvieron la tasa más alta, con 11,5 por 100.000.

 

Casi tres veces más hombres que mujeres mueren por suicidio en países de altos ingresos, en contraste con los de bajos ingresos y países de ingresos medios, donde la tasa es más igualitaria.

 

El suicidio fue la segunda causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, la primera son los accidentes de tránsito. Entre los adolescentes de 15 a 19 años, el suicidio fue la segunda causa de muerte entre las niñas (después de las afecciones maternas) y la tercera causa de muerte en los niños (después de accidentes de tránsito y la violencia interpersonal).

 

Entre 2010 y 2016, la tasa global de suicidios disminuyó en un 9,8%, dijo el organismo de salud de la ONU en su segundo informe sobre el tema. La única región que experimentó un aumento fue América.

 

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO