Pasar al contenido principal

Migración de niños centroamericanos por México se dispara 132% en primer semestre de 2019

El flujo de niños centroamericanos migrantes que entran a México rumbo a Estados Unidos se disparó un 132 por ciento en el primer semestre de este año frente al mismo lapso de 2018, informó hoy el Instituto Nacional de Migración (INM).

 

La agencia migratoria mexicana señaló, en un comunicado, que de enero a junio atendió a 33.122 niños y adolescentes migrantes que ingresaron a México, de los cuales 8.525 menores migraban sin compañía de un adulto.

  

La cantidad significó un aumento del 132 por ciento con respecto a los 14.279 migrantes de cero a 17 años de edad remitidos ante el INM por las distintas autoridades en el primer semestre del año pasado, destacó la agencia.

  

"Este fenómeno está relacionado con el incremento del flujo de personas procedentes de Centroamérica, sobre todo de grupos de familias que migran de sus países con el objetivo principal de llegar a Estados Unidos", apuntó el INM.

  

Expuso que 17.034 menores que han sido atendidos son originarios de Honduras, una cantidad que representa más de la mitad del total, mientras que 10.069 son de Guatemala, 3.745 de El Salvador y 2.274 de otras nacionalidades.

  

La cifra de niñas se triplicó en el primer semestre de 2019 frente al mismo período del año pasado para llegar a las 13.671 migrantes, mientras que en el caso de los niños el número se duplicó a los 19.451 menores, subrayó la agencia.

  

Autoridades mexicanas habían alertado en meses pasados que el flujo de centroamericanos que atraviesa México hacia Estados Unidos tenía este año, a diferencia de los pasados, una mayor participación de mujeres con hijos pequeños y menores no acompañados.

  

El INM señaló que los menores migrantes son atendidos por funcionarios de Protección a la Infancia que los asisten y acompañan durante su procedimiento administrativo migratorio, de cara a proteger sus derechos.

  

Por la mañana, la cancillería mexicana anunció que se estaban destinando recursos por alrededor de 3,1 millones de dólares para mejorar varias instalaciones migratorias en el sur del país, entre ellas dos albergues para niños migrantes cerca de la frontera con Guatemala.

  

Las obras de rehabilitación se realizan para mejorar los espacios físicos y la atención para los migrantes, dentro de una estrategia que toma en cuenta a los niños, agregó la cartera mexicana.

  

El flujo de migrantes desde Centroamérica creció este año y llegó en mayo a su cifra más alta en una década, aunque a partir de junio el gobierno mexicano comenzó a registrar una reducción luego de que reforzó la aplicación de la ley migratoria en la frontera sur.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO