Pasar al contenido principal

Estudiante BUAP gana segundo lugar de la Olimpiada Internacional de Lógica 2019

Tras una reñida competencia entre 149 jóvenes, Ángel Emmanuel López Gracia, estudiante de la Preparatoria Emiliano Zapata de la BUAP, obtuvo el segundo lugar de la XVI Olimpiada Internacional de Lógica (OIL) 2019, en la categoría Preuniversitario, certamen organizado por la Academia Mexicana de Lógica.

 

La fase final tuvo lugar en el Colegio Madrid, en la Ciudad de México, el pasado 18 de mayo, con un total de 241 participantes en las categorías de Preuniversitario, Universitario y Masters. En esta competencia participaron 14 regiones, la mayoría de varias entidades federativas del país y de Ceará, Brasil.

 

Asimismo, compitieron 27 estudiantes de la Preparatoria Emiliano Zapata, de ellos siete obtuvieron el quinto, séptimo, octavo y décimo lugar en la categoría Preuniversitario. Mientras en la categoría Universitario, dos alumnos de la BUAP se posicionaron en el noveno y décimo lugar.

 

Desde su ingreso a preparatoria, Ángel participó en esta competencia tres años seguidos, en las dos anteriores quedó en el séptimo y cuarto lugar de la fase final. En la edición 2019 puso a prueba sus habilidades de abstracción y razonamiento para resolver contra reloj una prueba de 30 reactivos. Su constancia y perseverancia, así como sus entrenamientos y sesiones de asesoría con profesores y alumnos para resolver exámenes y dudas, rindieron frutos y logró colocarse en el segundo lugar de la Olimpiada Internacional de Lógica.

 

 “A veces cuando nos dan una prueba y fallamos creemos que no podemos hacer más, que eso fue todo lo que dimos; pero en realidad si lo seguimos intentando, nos damos cuenta de que podíamos hacer más y mejoramos”, comenta.

 

Contrario al estereotipo de quienes participan en este tipo de competencias, López Gracia no se considera una persona inteligente, menos un alumno ejemplar. “Hay personas que podrían rebasarnos con facilidad. Cualquiera podría conseguir metas de este tipo y en al ámbito que se propongan. Lo único que es fundamental para realizar cualquier meta es, aparte de la determinación, la perseverancia”, refiere.

 

Al cuestionarle su gusto por la Lógica, el estudiante responde: “Este campo nos hace diferentes a los animales y a nuestros ancestros. Cada vez evolucionamos de manera mental, hemos desarrollado pensamientos más complejos a través del tiempo y eso es lo que nos hace humanos. Hacemos referencia a nuestra especie el Homo Sapiens Sapiens, el homínido que sabe que sabe”.

 

La Lógica es una ciencia formal, ayuda en todo. “Por lo menos para mí, me ha resultado muy útil tener conocimiento en esta área. En exámenes, cuando no recuerdo algo intento razonar. En algunas clases pienso que es lo que puede pasar y así asimilo mejor los datos. En la calle, veo y planeo algunas cosas para que salgan otras con mayor facilidad. En la casa, me organizo y luego planeo otras actividades que me gustan”, detalla.

 

Ángel tiene un promedio de 9.55, le fascina el pensamiento abstracto, tanto Matemáticas como Lógica. También tiene interés por la Filosofía, porque “el ser humano a cada rato se inventa cosas nuevas para solucionar sus problemas diarios y entender la realidad”.

 

Pretende ingresar a la Ingeniería en Ciencias de la Computación en la BUAP. Igualmente, abundará y continuará con estudios filosóficos. Por último, Ángel López agradeció el apoyo de la preparatoria, del profesor Eleazar Navarro, del asesor Ricardo Arturo, quien participó en esta olimpiada a nivel Masters, y de los compañeros, a quienes considera parte de su familia. “Nos sentimos como un equipo, como una minifamilia y aprendemos unos de otros. Es como si la amistad fuera mágica”.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO