Pasar al contenido principal

Raciocinio priista: Expulsar a “traidores” y proteger a Mario Marín

En medio del desastre que ha resultado la campaña a la gubernatura de Alberto Jiménez Merino, el Partido Revolucionario Institucional parece decidido a suicidarse con las decisiones que se pretenden tomar al interior de este instituto político.

 

Mientras la Corriente Crítica del PRI, en voz de su presidente Erick Salgado Trujillo ha pedido la expulsión de militantes de renombre como el líder de la CTM, Leobardo Soto, por apoyar a Luis Miguel Barbosa, esta misma tribu tricolor ha defendido a capa y espada a Mario Marín, prófugo de la justicia.

 

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO