Pasar al contenido principal

¡Para Ripley! Equipo de campaña de Jiménez sale en defensa de Marín

El equipo de campaña del candidato del PRI, Alberto Jiménez Merino, salió en defensa del exgobernador Mario Marín Torres, el “góber precioso”, al calificar como “garrote político” la presunta orden de aprehensión en su contra por el delito de tortura girada desde un juzgado en Quintana Roo.

 

En rueda de medios, tanto el dirigente estatal del tricolor en Puebla, Lorenzo Rivera Sosa, como el coordinador de la campaña del candidato, José Ramón Fernández Solana, defendieron al exgobernador cuestionando la supuesta orden de aprehensión y asegurando que Marín Torres está completamente exonerado de los crimines que habría cometido en 2005 y 2006 contra la periodista y activista Lydia Cacho.

 

“El asunto del licenciado Marín es un asunto que ya fue juzgado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y ningún mexicano puede ser juzgado dos veces por el mismo delito (…). Si hubiera un supuesto, ya prescribió, este no es un tema jurídico sustentado, este es un tema más electoral”, dijo Fernández Solana en defensa del “góber precioso”.

 

De igual modo, el candidato perdedor a la diputación federal por el Distrito 11 en 2018 sostuvo que los ataques contra quien fuera gobernador del estado entre 2005 y 2011 obedecen a “garrote político” y a una persecución en su contra para afectar al tricolor y dañar la imagen de Alberto Jiménez Merino, quien fue funcionario en el sexenio marinista.

 

Marín seguirá en actos si quiere

 

Por otro lado, Lorenzo Rivera, presidente del PRI en el estado, defendió que Marín Torres es libre de asistir a los actos de Alberto Jiménez Merino cuando guste, ya que la invitación para quien quiera sumarse a la campaña no excluye a ningún militante tricolor.

 

“Todos los que han estado en el gobierno les hemos pedido que nos ayuden y hagamos equipo (…). Él (Mario Marín) está llamado a ayudarnos y él tendrá libertad de hacerlo de la manera que él considere y el partido estará abierto”.

 

Para minimizar la liga entre el candidato priista a la gubernatura y el marinismo, Rivera Sosa dijo que del mismo modo están invitados otros exmandatarios como Melquiades Morales y Guillermo Jiménez Morales, para aportar su “capital” a la intentona del PRI por recuperar Casa Puebla tras ocho años de ausencia.