Pasar al contenido principal

El millonario costo de hacer un capítulo Game of Thrones

Este domingo arranca la octava y última temporada de la aclamada serie de HBO Game of Thrones, la cual entra a la televisión como la serie más cara de la historia que ha generado costos de hasta 15 millones por capítulo.

 

No solo se convirtió en la serie más cara de la historia, sino que esta última temporada tendrá el episodio más caro de la televisión, la cual será una batalla épica de más de 70 minutos que seguramente dejará muertos a varios de los protagonistas favoritos.

 

Hasta antes de esta octava temporada, la serie de Netflix, The Crown, había quedado en el primer lugar en cuanto a costo por capítulo y temporada, esto debido a que se necesitó una enorme producción para reproducir la vida de la realeza durante el siglo XX.

 

Game of Thrones no solo se encarece por las grandes escenas épicas, los vestuarios de la edad media o el intenso trabajo en computadora para hacer más impresionantes los efectos, sino por algunos de los salarios, como los de Kit Harrington y Emilia Clarke, Jon Snow y Daenerys Targaryen, quienes cobran alrededor de un millón de dólares por episodio.

 

De acuerdo con varios reportes, el costo final de la temporada 8 es de entre 90 y 100 millones de dólares. Esto encarecido en gran medida por la batalla que sucederá a la mitad de la temporada y que tardó 55 días en filmarse, lo que representó una gran cantidad de extras, cámaras, manutención y locaciones.

 

Durante las primeras temporadas de la serie basada en los libros de George R. Martin, el presupuesto por temporada era de 60 a 70 millones, pero con sagas de 10 episodios, lo que daba un promedio entre seis y siete millones por cada uno de ellos.

 

El presupuesto actual de 15 a 20 millones por episodio encarece sobremanera la historia de la televisión al superar por mucho lo que se hizo en su momento con Westworld, otra de las grandes entregas de HBO o lo que ha hecho Netflix con The Crown y Stranger Things.

 

Durante la temporada 8, habrá no solo batallas épicas, sino más locaciones y el uso constante de tres dragones, que crearlos en computadoras no es un trabajo sencillo y que requiere de mucho personal. Algo al nivel de las grandes producciones de cine de superhéroes.